Hemos llevado a cabo diversas investigaciones, que desde 1996 han señalado las características de las violencias en nuestro país, las raíces no evidentes de éstas y las graves consecuencias de las prácticas violentas, autoritarias y de manipulación, así como su alta incidencia en la guerra y la corrupción.

Trabajar con tan diversos tipos de población en la reconstrucción de sus historias de vida permitió a CEDAVIDA establecer que en todas las historias individuales y colectivas existe un denominador común: las relaciones de denominación/sumisión que se expresan en las diferentes manifestaciones de la violencia y cuyo eje de interacción es una relación asimétrica donde no se valora ni se respeta al otro, pues no se le considera igual. Debido a ello, buscamos herramientas y rutas metodológicas que permitan encontrar una solución, pero sobre todo un cambio estable y duradero.