CedaVida a través de cada uno de los proyectos que ha ejecutado y la diversidad de temas en los que estos se enmarcan, ofrece una ética de paz y de acción para mirar y enfrentar riesgos de todo tipo a través del aprendizaje, el juego, la inclusión, el conocimiento y la respectiva aplicación de los derechos humanos tanto en niñas, niños, jóvenes, adolescentes como en adultos.

El reto es imprimir a todo, el sello de la renovación de la conciencia y de una nueva cultura. La “Cultura de paz”. Esta última entendida no como ausencia de la lucha, sino como personalidad nunca sumisa y pasiva, sino profundamente rebelde, pero a la vez pacifica porque implica actuar de una y mil maneras contra una lógica social establecida. Batallar, así como formar y ejercer la tolerancia, la autoestima, la valoración, el respeto, la solidaridad en palabra y hechos son los objetivos de nuestros proyectos.